23 de septiembre de 2008

!!!


No sé dónde oí que en las relaciones, el gran problema de los hombres es esperar que ellas no cambien nunca, y el gran problema de las mujeres es pretender que nosotros cambiemos.

He aquí una gran lección acerca de las relaciones, por gentileza de Tom Kapinos y su Californication (s02e02):

Él es quien es, mamá. Lo sabías cuando te subiste al coche con nosotros. Si te preocupa haberte equivocado, no es culpa suya. Tienes que quererle por cómo es, no por su potencial.

Dicho por una niña de 15 años. Qué serie.

10 comentarios:

glenclous dijo...

Lo único que me chirría de esa serie son precisamente las dos adolescentes. Una habla y otra se comporta como si fuesen cuarentonas que han vivido treinta y dos vidas intensas y estuviesen a vuelta de todo. Los diálogos de la una y las tramas de la otra me encantan, pero es donde más se nota que los guionistas no se han puesto en el papel de una adolescente. Habitualmente me puedo creer sin ningún problema el diálogo de una mujer escrito por un hombre y viceversa, pero hay pocas películas y series en las que no vea al guionista adulto escribiendo las frases que salen de la boca de niños y adolescentes. Sabes, Vania, que considero esa serie una JOYA, pero por ahí cojea muchísimo.
Hala, ahí dejo eso. A ver quién se pica.

glenclous dijo...

Pd: Lo de que el gran problema de los hombres es esperar que nosotras no cambiemos el de las mujeres pretender que cambiéis, me la apunto con tu permiso.

Javier Chacón dijo...

Bueno, suele estar formulado de una forma más completa y generalmente vinculado al matrimonio, aunque así también está bien.

"Las mujeres se casan pensando en cambiar al hombre algún día pero nunca cambia y los hombres esperando que la mujer nunca cambie para que finalmente sí lo haga"

quitus dijo...

bueno, glen, eso en parte no es como quejarse de que Clavin (from Calvin and Hobbes) no razona como un crío o que Stewie (from Family Guy) hace cosas de adulto, cuando ESA es la gracia? el chiste no consiste en que la hija de dos balas perdidas, sea la única que tiene claro el mundo?
y a mí también me parece una JOYA, sobretodo por que en 25 minutos cuenta mas y mejor que otras series (yanquis o de donde sean).

Milgrom dijo...

Lo mejor es eso, que son 25 minutos de saber explicar lo que se quiere explicar, sin rodeos, sin circunloquios. Con acción, narrativa y emoción.

glenclous dijo...

Quitus, no es lo mismo en absoluto. Yo no le pido lo mismo a una serie de dibujos animados gamberra y surrealista que a una serie de ficción con personajes exagerados y algo llevados al límite, pero coherentes. Tú mismo lo has dicho: en Family Guy ESA es la gracia, pero en Californication eso es lo que te saca de la historia. Esa niña podrá soltar frases lapidarias, pero como buena adolescente no tiene nada claro en este mundo. La madurez de Stewie con la de Becca tienen nada que ver.
Además mi queja es extensiva a todos los diálogos infantiles de la mayoría de las series y películas (que no sean dibus) que en el mundo han sido. Por ahí cojean todas.

TioVania dijo...

Las niñas suelen ser más verbales que los niños, y más observadoras y reflexivas; además, si son hijas de un escritor algo habrán heredado; y suele pasar que los niños de padres tarambanas son auténticas balsas de madurez. Glen tiene razón, pero creo que en este caso no me rechina, no.

gromland dijo...

Dicho con todos los respetos (con los cinco), me resulta curioso que algunos de los comentaristas se vean sorprendidos con los diálogos de la gótica - u oscura o dark o lo que salmonetes sea esta chica - hija de Hank, y al putón verbenero de su pseudo-hijastra política (¿se dice así?). Desconozco por qué ambientes se mueven Vds. - mis movimientos se han visto ligeramente restringidos hasta que no acabe el tratamiento -, pero puedo afirmar que he conocido a muy pocos Hank en mi vida, con sus idas y venidas... en todos los sentidos.
Creo que el gran acierto de la serie es la coherencia que demuestran todos los personajes en un mundo que, para mí, es completamente absurdo.

PD.- Estimado Tío Vania: habrá comprobado como subrecp... subrectiziam... subrpt... de tapadillo he colado una alusión a Plutón BRBNero. Mójese, hombre, únase al club!!

TioVania dijo...

Grom, no sé de qué club me habla, aunque empiezo a sospechar que compartimos carnet en alguno que otro.

Sobre Plutón BRBNero le comento en su casa, si le parece.

L dijo...

A mí realmente la que me chirría es la hija mayor, que la recordaba como una tierna infante en La Niñera y de ahí a verla en pelotas con mi Duchovny... Ha sido muy duro.