15 de julio de 2006

Déjà vu

Agosto de 1939.
.
Unos soldados alemanes disfrazados con uniformes del ejército polaco –provistos, según algunos, por Oskar Schindler– se infiltran en la frontera polaca, y desde allí, montan una pantomima para justificar, el 1 de septiembre, la invasión alemana de Polonia.
.
Ello provoca una guerra mundial.
.
Ello sirve a Estados Unidos para reactivar, gracias a la industria armamentística, una economía dañada por la crisis que sufrían desde hacía una década.

Ello sirve a algunos supervivientes de la comunidad hebrea para desplazarse a la región de donde ésta es originaria y fundar Israel.

Ello sirve a Europa para deshacerse disimuladamente de su mayor peste: los judíos.


Julio de 2006.
.
Unos soldados israelíes son secuestrados a poca distancia de la frontera libanesa –se especula sobre a qué lado de la misma–, y ello sirve a Israel para justificar una nueva invasión del Líbano, vinculando a Siria e Irán en la financiación y logística del grupo autor del secuestro.
.
Ello provoca una guerra mundial.
.
Ello sirve a Estados Unidos para ocupar Irán y Siria, después de Irak y Afganistán, ganando así acceso a importantes recursos energéticos y a emplazamientos estratégicos para contener la incipiente explosión económica de China en los años siguientes, reactivando de paso la economía propia, dañada tras 6 años de mala gestión.
.
Ello sirve a Israel para deshacerse sin disimulo de su mayor peste: los árabes.
.
Ello sirve a Europa para darse cuenta de que ni su Unión ni sus instituciones ni su economía ni sus políticos ni sus ejércitos sirven para un carajo.
.
.


Pero esto es sólo una paja mental mía. No hay que tomarlo en serio.

3 comentarios:

Javo dijo...

Juas!!! ke susto koño!
Lunes tarde y brazo en alto...ke te pasa tio? jajaja
Abrazo

Hanasu dijo...

Querido fascista mío:
Lee antes de publicar.
Besos,
Tu comentarista.

Aurë dijo...

He llegado a tu blog a través de otro (Espacio Vacío).
Me quito el sombrero ante tu argumento. Lo suscribo punto por punto.
La verdad es que este tipo de 'pajas mentales' me encantan. Últimamente ando también con la mosca detrás de la oreja con esa supuesta trama terrorista desbaratada, cuyo objetivo era hacer estallar aviones en pleno vuelo. No hay nada como montar un tinglado de ese tipo, desatando el pánico de los muy obedientes y abnegados viajeros, con un par de detenciones rodeando de policías algunas casas, para tener justificación bastante durante unos cuantos meses más y poder continuar con ciertas políticas exteriores e interiores.
Un saludo.

P.D.: Por si te quieres dar una vuelta por mi blog, es 'La Aurelíada'.