25 de julio de 2007

Viñetas

Vivimos en un país raro de cojones. Imagino que hay un grado hasta el que se puede decir eso de cualquier otro, pero esta España nuestra tiene que ser otra cosa. Desconozco si en Alemania, China o Francia, por decir, usan una expresión como ésa nuestra, “las dos Españas”. Lo dudo mucho. Los únicos países que se me ocurren donde sí es comprensible un dicho como ése ya no existen o están en vías de desaparición: Yugoslavia, Checoslovaquia, Irak; Sudáfrica podría valer, aunque si hace tiempo que no tenemos la bronca que han llegado a tener allí es debido a que aún no reconocemos a un derechista por el color de su piel, excepción hecha de Zaplana y Julio Iglesias.

Ahora que las generaciones que criaron garras por culpa de la Guerra Civil van muriendo o perdiendo la voz, se puede sentir un clima más civilizado, tampoco hay que negarlo. Basta con leer un periódico de hace 15 años para darse cuenta de que estamos mejor. Sigue habiendo mucho gilipuertas, eso es algo que nunca cambiará, pero la situación general hace pensar que poco a poco vamos avanzando. No se dejen engañar por noticias como la del secuestro de El Jueves. Por fortuna son palos de ciego –valga la expresión, por aquello de la Justicia–, de una de las capas de la sociedad más conservadoras por definición: el funcionariado.

Sí, han leído bien. La decisión de la fiscalía, encargándole a Del Olmo que persiga a una revista como no se hacía desde 1986 no tiene que ver con cuestiones políticas. No me parece que haya que mentar demasiado a la Libertad en este asunto, porque el palo que se ha llevado ha sido de rebote. Sí, coño. La fiscalía ha perseguido de oficio a El Jueves por pura y llana inercia funcionarial. No es extraño: si hay un delito tipificado, el particular no denuncia, y uno es un zombi intelectual que lo único que ha hecho en la vida es aprobar una oposición, algo habrá que hacer. Dicho de otra manera, hay gente que va por la vida cumpliendo las normas al pie de la letra, como si estuvieran redactadas porque sí; hay gente que ha olvidado que las leyes están para proteger a las personas, especialmente a las que no pueden protegerse solas, y la Familia Real, obviamente, no entra en esa categoría. Hay gente que para vivir necesita arbitrariedad, y el funcionariado está lleno de ellas. Y la judicatura, ni les cuento.

La Fiscalía se merece dos hostias, porque podría haberlo dejado correr, como ha hecho con El Jueves en muchas otras ocasiones. Pero el problema de fondo es constitucional: que exista el delito de injurias a la Corona. Un delito que pone a una familia española por encima de todas las demás. No voy a entrar en lo absurdo que es eso; la mayoría de ustedes son republicanos y yo también, y en España hay una sensación generalizada de que la cuestión de la Monarquía es una especie de tópico, un dilema moralmente resuelto; de que España es, en su cogollo, un país republicano y laico que arrastra por la Historia, como dos grilletes, la Monarquía y la Iglesia Católica. Ésa es la razón por la que, si mañana hubiese un referéndum sobre la forma de Estado, la República perdería miserablemente. Pero eso es otro tema.

La viñeta de Guillermo Torres no es de mal gusto. Es una sátira. Tiene bula para ser así. Es algo necesario, de ahí el título del post anterior. La sátira ha de concentrarse en lo feo, en lo negativo. Estoy seguro de que Felipe de Borbón no tiene esos michelines con forma de vulva, y desde luego ni él ni su esposa tienen esas napias de pájaro tropical. El dibujante también lo sabe. Y usted. Y los políticos. Pero la diplomacia logra hacer realidad extremos como que se monte un pollo por una viñeta que a todos los que la han mirado, a todos, les ha dibujado una sonrisa en el rostro. Claro, que unos lo tienen más duro que otros. Pero ya digo que esto no es como un país islámico en el que los que se encabronan por una viñeta lo hacen sinceramente y por simple y llana intolerancia. Aquí es todo una cuestión de etiqueta. Al ciudadano auténtico le gusta reírse, aunque sea de su puta madre. Recuerdan a Gila: “me habéis matado a un hijo, pero lo que me he reído...”. ¿O les parece casualidad que todo el escándalo empezase en un programa de cotilleos?

Es la única explicación de que la blogosfera se haya llenado de viñetas como las que posteé el sábado. Glenclous fue la primera que se hizo eco de ellas en su su blog. A partir de ahí empezaron a linkarlas en otros y en diez o doce foros, hasta que más de diez mil personas se pasaron por aquí para verlas. Parece una muestra de población lo suficientemente grande como para sacar conclusiones. Gente que venía de foros de cachondeo sin adscripción política, y de sitios republicanos y/o de izquierdas, nacionalistas de varias regiones... también de algún partido neocón, de webs de nazis, maldita la gracia, e incluso de un foro de la Menetérica. Y nadie las linkó poniéndolas a parir. Es más: nadie de quien tenga noticia comentó siquiera el fondo de los dibujos... porque no tiene por qué haberlo. Lo que importa es la coña, el chiste, la sátira, la Parodia Nacional, copón. El vistazo, la sonrisa y la vuelta a la página. No hay más. Esas diez mil personas me parecen una muestra de población inmejorable para poder llegar a la conclusión de que llevamos ventaja a los políticos y sobre todo a los jueces, muchos de los cuales todavía no han entendido que la sátira tiene que concentrarse por definición en lo más rastrero de la realidad; en cosas como la Patria, el electoralismo de los 2.500 €, la Iglesia y la Monarquía. La sátira tiene que ser de mal gusto. La sátira que resalta lo positivo de un asunto no es sátira. Es política.

Así que no se asusten, que no hay para tanto, al menos en este caso. Es pura estupidez, la corrección política de siempre. El día que nadie intente callar la boca a un cómico o a un artista, entonces es cuando realmente tendremos que preocuparnos. Vayan preparándose, que ese día está en camino. Hasta entonces, es sencillo: respondan hablando más y más alto a cualquier rama del poder que les quiera callar la boca. Ojo, eso incluye a sus jefes en la oficina, a sus padres y a sus profesores, y ustedes sabrán si a su pareja. Sean gruesos, incorrectos, malévolos. Tengan mal gusto, toquen los cojones. Sean libres.

8 comentarios:

LSP dijo...

Anécdota: Hace 2 años curré en un programa de TVE, hecho por una productora externa, y teníamos una censora, con botas de cuero (madre mía, que dominatrix) que se leía los guiones en voz alta, criticando la falta de gracia, las faltas si las había, y censurando lo que no le gustaba. Hablo del año 2005... y por el culo no la hincó.

Vicisitud y Sordidez dijo...

En 1991 o 92 se secuestró la edición - y se destruyeron las planchas - del mítico cómic "Hitler=SS" de Gourio y Vuillemin (éste último un premio especial de Angouleme). No sé cuál fue su suerte en otros países, pero está claro lo del jueves no es tan aislado...

Por cierto, tengo ese álbum, puede ser bajado del emule, y me parece tan cafre como magnífico. Una desagradable cumbre del humor negro.

Glenclous dijo...

Si es que en este país más vale no agitar demasiado el frasquito de la monarquía porque se puede caer y romperse. Aquí hay un pacto de silencio muy bien hiladito que impide que salgan a la luz, por poner un ejemplo, noticias como estas . Por cierto, que todo eso antes estaba en una web llamada www.roboreal.com y ahora cuesta un montón encontrarla por la cantidad de cierres de dominios similares que han sufrido los herederos del Duque de Hernani. También están procesados por delitos de injurias a la corona, pero esto jamás saldrá en un telediario. ¿Por qué será?

No se cómo andarán de tipificación de delitos como el de injurias a la corona, pero en monarquías mil veces más consolidadas que esta, como en Dinamarca y el Ruayominí, las sátiras de este estilo son el pan suyo de cada día. Y aquí seguimos siendo tan catetos como para que periodistas de carrera critiquen el mal gusto del dibujito de marras hablando “del periodista” que lo ha dibujado. Debe de ser que el día que explicaban la diferencia entre humorista gráfico y periodista estaban de cañas en la cafetería de la facultad.

Y por cierto, ya que pides que seamos un poco porculeros… Vania, tú ves vulvas por todas partes, no? Juasjuasjuas. Besos, crack.

v a n i a dijo...

Veo muchas menos de las que me gustaría!

Ender Wiggins dijo...

Ciertamente, la interpretación al pie de la letra de la ley suele traer no pocos problemas, sobre todo si ahondamos en partes de la ley anacrónicas.

Estoy de acuerdo en que la sátira tiene que ser de mal gusto, aunque creo que matizaría; la sátira ha de ofender a alguien :-D no a todos, que ya seía un extraño ejercicio de satira extrema.

joanarcaic dijo...

"Hitler=SS" de Gourio y Vuillemin?¿ creia recordar que hacia apologia del nazismo, almenos eso contaron los medios.
---------------------------
je, me mola tu blog, Vania, y tu "nueva" faceta de artista gráfico. aún así hay algo que enparte me ha hecho gracia. cuando dices que solo en Espña existe el discurso de las "2 Españas", algo dentro de mí se ha reido, y a pensado, "joder la has cagado".
en EUA no hay 2 americas?¿ la religiosa y la laica. no estan "enfrontadas"?¿ no vive de eso Sorkin?¿
eso de las 2 Españas es como las obras, vayas donde vayas te vas a topar con ellas.....
en cuanto al Jueves. je. mola que te pongan los chistes a huevo. mola mucho. sobretodo cuando un listo de juridicatura te pide "las planchas" de las ilustraciones. joder. para que le pagas a Montenys o Oscar Nebreda. o sea, pa' que, si finalmente llega un juez y hace un chiste de antologia. "planchas" pide el burro. coño. nadie espera a la inquisicion española ni al juez. en serio, es para dejar el oficio y poner una camara a grabar, esperando la siguiente gillipollez.
hay que ser del siglo XVI para ha estas alturas pedir una jodidas planchas. o eso, oes que utiliza los mismos formularios que Franco (conociendo al país, también podría ser).......

v a n i a dijo...

Me has pillado, joanarcaic. En efecto, hay dos Américas, aunque muy raramente usan esa expresión. Aún así la relación que tienen entre ellas es algo distinta a la que tenemos aquí. Pero qué carajo, el problema es que el post se me hacía demasiado largo. Hablaré de eso en otro momento.

joanarcaic dijo...

es un placer (y casi una quimera) pillarte vania. aunque mi idea era un parte mas general, tengo la sensación que eso del "país dividido en 2" es algo mas común y extenso de lo que solemos creer.......(es solo una sensación, y como tal quizás sea totalmente erronea....)